Entrevista a Ramón Porta,
editor de “Metali-K.O.”!!

Hola a todos!

Hoy os presento una de las entrevistas más especiales que he podido realizar, y que, de alguna manera, llevaba una década esperando. Os dejo con Ramón Porta, editor de Metali-K.O., la revista más importante para entender el universo e historia del Metal Extremo en España.

Ramón Porta es uno de los nombres que todo metalero español o hispanoamericano que creciese en los ochenta o los noventa conoce sobradamente, especialmente a través de la legendaria revista Metali-K.O.

Como ya revisamos en su día, Metali-K.O. comenzó a finales de los años 80 como un fanzine que, poco a poco se iría convirtiendo en revista, resultando con el tiempo la publicación más importante dentro del universo del metal extremo en España.

Metali-K.O. se distinguía claramente de otras revistas del mercado, que se dedicaban básicamente al “metal mainstream” y que siempre sacaban (y siguen sacando) en portada bandas  archiconocidas como reclamo comercial, y que cambiaron (y siguen cambiando) sus contenidos e inclinaciones en función de las modas del momento, mezclando metal con grunge, rock alternativo… Y casi siempre, ignorando de forma patente, la escena más pujante y creativa, la del metal extremo, el industrial, el hardcore…

Fue, pues, precisamente Metali-K.O., dirigida y editada por Ramón Porta, la que supo ver, destacar y transmitir a sus lectores todo un mundo de músicas nuevas que otros ignoraban: death metal, black metal, doom y sludge, hardcore punk, industrial, metal progresivo…

No exageramos, pues, si decimos que Ramón y sus colaboradores (Dave Rotten, Sergio Sancho, Javi Freak, Santi Cerni, David Carrascosa, Ragman, Black’et, Julio Gómez y un larguísimo etcétera) formaron el gusto musical, y lo que es más importante, forjaron una cultura de apertura mental, de toda una generación de oyentes.

Y personalmente, reconozco que la mayor influencia para escribir mi libro “Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad (1981-2011)” vino precisamente de la actitud de apertura mental y valoración de la música por sus méritos, que me transmitió Metali-K.O.

Es por ello que uno de los momentos con los que soñaba cuando decidí comenzar este blog era, precisamente, entrevistar a Ramón Porta, con quien me carteé por última vez hace más de diez años. Por azares del destino, él encontró esta web y se ha prestado a responder nuestras preguntas.

Así que, damas y caballeros, con ustedes… Ramón Porta.

-Hola Ramón! En primer lugar, muchas gracias por contactar conmigo y acceder a responder mis preguntas. Para situarnos, me gustaría comenzar preguntándote cuáles fueron tus inicios en la música y cómo descubriste el universo del metal.

Es una pregunta difícil, es como decir como es que  te gusta el caramelo o la coca cola. Veamos la historia es larga. Fuí redactor de la revista Popular 1 en el auge del heavy y rock duro, por lo que decidimos hacer la revista Heavy Rock. Tuve problemas con la editorial y decidí hacer algo menos  menos presionado por artistas y discográficas. Por aquel entonces El Pirata (que colaboraba con el Heavy Rock potenciándola con su emisión) me echó una mano con la idea que en el inicio del zine fuera muy independiente, algo dificil pero salió adelante, pero no estaba a gusto ya que lo que editaba con la libertad correspondiente no era material controvertido y salía editado en otras publicaciones.

-¿Cómo comenzaste tu carrera como periodista musical? Los más jóvenes puede que no sepan que tuviste mucho que ver con la revista Popular 1.

Aunque corta un poco la respuesta anterior tiene sentido. Conocí al propietario y editor de Popular 1 siendo DJ y trabajando en una tienda de discos. El propietario era el bajista de un grupo barcelonés llamado Los gatos negros, casado con una francesa y fue a Paris a ver a Frank Zappa con la promesa de que le escribiría a Martin J.Louis (el de Popular 1) el reportaje, pero no tenia pajolera idea, así que al regresar me encargó que le escribiera el reportaje a raiz de esto empezó mi colaboración con la revista, de colaborador pasé a hacer la maqueta, redactor, periodista, de todo, vaya y cuando empezó el boom heavy y montamos la revista Heavy Rock decidí hacer algo por mi cuenta.

-A raíz de ello, ¿Cómo y cuándo surge la idea de fundar Metali-K.O.?

No me gustó una unión que hizo Ediciones 1 con otra y empezó las ganas de independizarme.

-Recuerdo Metali-K.O. como una revista especialmente abierta de mente, en la que tenía cabida desde el hardcore más combativo, hasta el black metal más oscuro. Este eclecticismo, ¿fue algo meditado, o llegó con el tiempo?

Siguiendo la temática de mi respuesta anterior, cuando acabó la etapa zine, me dí cuenta que se podía ampliar la temática, pues conocía el hardcore por gente como Bolice de una banda y que empezó a colaborar aportando noticias de este estilo, curiosamente el editor primero, sacaba una revista de relaciones denominada Lib y solo le interesaba Metali-K.O como otra publicación que se pudiera vender para contener publicidad. Mi lucha fue para no poner en ella citas o material porno, por lo que decidí dejarlo estar. Ignoro como fue pero me salió otra empresa (el segundo) algo fantasma con quienes conseguí sacar varios números, pero ignoro todavía como fue el final algo fantasmal. En cuanto a los estilos extremos ya había empezado con gente desinteresada que me ofrecía material y opiniones que encontraba muy positivas, reconozco que era un fan del Terrorizer británico del cual cogía como es lógico muchas ideas e informaciones, pero los colaboradores fueron realmente, junto a las peticiones de los lectores, quienes encaminaron la publicación hacia un camino que realmente era el buscado por mi despego, de todo lo que pudiera influirte a la hora de publicar material comercial. Me acuerdo que una vez denegué una entrevista con Iron Maiden porque el promotor de la Emi me obligaba, lo dejé plantado pero con el rencor de que no podía acceder a su publicidad, esto era lo que yo buscaba: ser libre de cualquier compañía, representantes o promotores, como ves, fue difícil pero lo conseguí hasta el fin.

-Metali-K.O. Nace justo durante el auge del thrash metal y el nacimiento del death metal. Como oyente, ¿Cómo recibiste aquellas músicas? ¿Qué sentías que podían aportar al universo del “rock”?

Quizás todavía me resulta extraño, que las recibiera como la lógica evolución de algo que se estaba quedando demasiado viejo, y controlado por las compañías discográficas. Lo extremo surgió de sellos independientes, que creían en una evolución e independencia para editar algo diferente, de común acuerdo con bandas jóvenes con otras ideas que las que imperaban, lo veía normal y siempre encontrando el lado positivo además con la idea que casaban perfectamente estas movidas con mi intención de la revista. Nunca me he planteado aportar nada, simplemente dar a los seguidores del metal lo que querían encontrar aparte de sentirse identificados con una publicación. Nunca les interesó demasiado que fuera con colorines.

-La aparición de Metali-K.O. provocó una pequeña revolución en una escena periodística metal española allá por 1988. Recuerdo especialmente un editorial, el del número 11, en que se decía “No hay nada peor que la dictadura ideológica”. ¿Crees que Metali-K.O. fue un revulsivo para la escena? ¿Qué recuerdas de todo aquello?

Nunca me propuse y lo sigo diciendo, ser trascendental ni pensar en revulsivo alguno. ¿Posición punk que dirían algunos? Puede, hay que tener en cuenta que en su momento el punk fue extremo y un revulsivo ante el aburguesado sistema que había acabado el rock. No fuí fan de dicho movimiento pero lo encontré positivo, creo que he sido algo frio en cuanto posicionarme en todo lo que he hecho, era necesario y punto.

-Sobre el propio funcionamiento de la revista, eras el editor y tenías un grupo de colaboradores que se iban especializando en reseñas y secciones. ¿Cómo les coordinabas? ¿Nos cuentas alguna anécdota o historia referente a ellos, que recuerdes con cariño?

Mis años de coordinar Popular1, maquetarla y escribir me dieron la necesaria profesionalidad para tirar adelante. Ya te he dicho que me guiaba bastante por publicaciones extranjeras, los colaboradores fueron necesarios y en su momento imprescindibles. Todos mas o menos me escribian su sección, crítica de discos o reportaje como buenamente podían, luego yo hacía el resto. Me acuerdo que el tercer y mas interesante editor fue curiosamente Rock de Luxe, que vieron algo en Metali-K.O. y me proporcionaron un pequeño Mac en el que picaba el texto que luego lo transformaba en maqueta, ellos le daban el toque final. Nunca interfirieron en el contenido, solo la editaron una temporada para comprobar si era factible pero no les daba resultados comerciales y se tuvo que dejar de editar. A todos los colaboradores los he apreciado por su desinteres, son ellos los que soportaron realmente la publicación, tuve alguno que acabó mal pero no quiero incidir en ello.

-¿Qué recuerdas de aquellos tiempos en que no había internet y todo se hacía por carta (entrevistas, envíos, etc)? ¿Era difícil coordinarlo? ¿Requería de una gran inversión?

Aparte de usar el teléfono para hacer alguna entrevista, el correo fue la base, a través de mi apartado moví mucho material, realmente no necesitaba internet o igual no he creído haberla necesitado, todo era muy personal o me buscaba yo la vida con traducciones etc. No fue demasiado dificil o al menos ahora no recuerdo que lo fuera. Siempre había gastos, pero no lo fueron realmente hasta la última etapa que me decidí a editarla yo. Entonces si que practicamente me jugaba mi sueldo como trabajador en una oficina de Correos, lo que llevó a su desaparición fue cuando el formato se hizo mas pequeño, tal como te dije en la respuesta a tu carta, la revista me causó un divorcio y ciertos problemas monetarios con financieras que todavía estoy pagando.

-¿Cómo era la realización de un número de Metali-K.O., desde su concepción, pasando por maquetación, imprenta y distribución?

Creo que te lo he comentado mas arriba, una vez hecha la maqueta era llevada por los editores a la imprenta y la distribuidora, yo no tenía nada que ver, solo vi dinero cuando la editó Rock de Luxe que decidió pagarme un sueldo base durante los meses que fue editada por ellos. Con los demás editores no ganaba nada, solo me funcionaba el apoyo de los lectores que no quería defraudar,yo tenía mi trabajo, la revista era un hobby para mi y me gustaba lo que hacía.

-¿Cuál fue la mayor tirada que conseguiste con la revista? ¿Fue difícil conseguir una distribución que llegara a los kioskos?

Creo que la primera editora me dijo que había llegado a vender cerca de los 4.000 y me invitó a comer, esto es todo. No supe realmente los números pues si la dejaron de editar era porque no interesaba comercialmente. Las distribuidoras cumplen su función, ahí el problema es que si la edición es pequeña entre pagarles a ellas y al kiosko deja poco margen y se opta por no editarla que es lo que me pasó.

-¿Cómo ves el actual mundo del periodismo musical en internet? Blogs, webzines… ¿Tienes alguna publicación preferida?

No. Me he desinteresado totalmente. El momento que viví fue de una gran experiencia y orgullo personal. Se que lo hice de forma desinteresada, simplemente por el gusto de dar un poco por culo a muchos, que me llegaron a atacar, los ignoré, me la sudaban, no tenía nada que perder, ni dar explicaciones, yo era mi jefe, me supo mal porque se que dejé huérfanos a muchos seguidores pero no pude hacer mas, me arruiné.

-¿Qué recuerdas de Semaphore y los célebres recopilatorios “Momentos Thrashicos” y “Smash Hits form Hell”? Allá por el 89 y el 90 ya publicabais a bandas como Necrophiliac, NTN, Anestesia, Scum, Estigia, Acció Directa, Spontaneous Combustion, Total Death, Maelstrom…

Lo del sello holandés y su loco distribuidor Erik fue toda una aventura, porque dicho sello fue un adelantado en editar bandas que nadie daba un duro por ellas, también me dio una mano pues me encontraba practicamente sin un duro a raiz de mi salida de Popular1 esperando el juicio para poder cobrar el paro. La experiencia de oír maquetas dándome cuenta que en España también había cierta inquietud fue muy positiva y me pareció increíble cuando tuvimos el material ya editado para oírlo pese a que según que maquetas no tenían una buena grabación, fue una gran experiencia en la que me ví involucrada casi sin darme cuenta.

-También, como parte de la iniciativa de Metali-K.O., se publicó un fanzine llamado “Reptil”, dedicado a los sonidos más hardcoretas. ¿Qué nos puedes contar de aquello?

¿Sera posible que no me acuerde? Pues eso ja ja ja.

-De forma más personal, ¿Cuales eran, son y han sido tus grupos favoritos de Metal Extremo (death, black, industrial, doom…)? ¿Algún disco en concreto que cambiase tu vida?

Mi lema ha sido siempre no ser fan de nadie ni ninguno en especial. En mi mundo han tenido cabida grandes y menores grupos, cuando le hice una entrevista al cantante de Immortal por teléfono, creía que me iba a encontrar con algo desastroso y fue lo más educado y gentil que me he tirado a la cara. ¿Ves las diferencias con otros personajes y estílos? Te podría hablar de lo mucho que he llegado a conocer y gustar en mi vida pero ¿para que? En todos los estilos siempre he encontrado algo positivo quizás me impresionó mucho por su calidad técnica, tanto un video como grabaciones que mi hija me hizo recordar de Dimmu Borgir, curiosamente a ella le llamaban mucho la atención los grupos black metal y góticos. Nunca he influenciado en sus gustos que son muy variados ¿curioso? Quizás el entorno influye. Bajo la premisa de no dejarme influenciar por nadie, no tengo nada en especial que cambiase mi vida, me suena algo retro esto ¿no?

-Personalmente, me preguntan mucho por qué creo que ninguna banda española de metal ha llegado a despuntar internacionalmente al nivel de unos Napalm Death, Nile o Arch Enemy. Como conocedor musical, ¿cuál es tu opinión? ¿Crees que es un tema de falta de apoyo de las discográficas, de la prensa generalista, de prejuicios hacia el universo del metal?

Siempre hemos estado en desventaja. No ser los primeros en estilos y músicos, tecnicas etc., ha influenciado. Tampoco se han apoyado esta clase de bandas, ni han tenido locales adecuados para actuar, han sido mucho los problemas, además es dificl funcionar contra corriente. Aquí lo extremo ha sido minoritario, no han existido discográficas para ello, mi revista ha sido la muestra, no es necesario insistir en ello.

-Seguro que muchos lectores se lo están preguntando: ¿hay alguna manera de conseguir números atrasados de Metali-K.O.?

Yo he repartido de mi colección que ahora mismo es incompleta. Los números devueltos a las editoras han acabado en buques y se han mal vendido por Sudamérica.

-Ramón, terminamos aquí la entrevista, agradeciéndote de nuevo tu participación y dejándote este espacio para que digas lo que quieras.

Solo disculparme ante los seguidores que dejé en el camino, nunca fue mi intención, hice lo que pude, en un país difícil  para estas aventuras, pero ¿a que fue genial lo que disfrutamos?

7 Responses to “Entrevista a Ramón Porta,
editor de “Metali-K.O.”!!”

  • Esta revista era excelente. En Peru compre dos numeros alla por el ’91, luego mi madre echo a la basura toda mi coleccion de revistas.

    Sino me equivoco uno de los numeros que compre tenia a Nuclear Assault en la portada. He buscado esta revista en eBay pero nada, una lastima, me encantaria comprar todos esos numeros viejos.

  • Necesitaría más de una vida para agradecer a Ramón y a sus colaboradores (desde aquel Nº11, ya como revista, que fue el primero que adquirí) todo lo que aportaron a mi universo sonoro. Lo poco que tenemos hoy en este país, más allá del metaleo mainstream, se lo debemos a todos ellos.

  • Hola,

    Tengo varios números originales de Metali K.O. disponibles para intercambiar por otras publicaciones similares (fanzines etc.) ó por carteles de conciertos, demos, vinilos, camisetas etc. de los ochenta. Me interesa el Hardcore, Punk, Thrash, Grind, Death… Escribe a frontline@teleline.es

    Frontline

  • Starbreaker:

    Me ha alegrado encontrar y leer esta buena entrevista a Ramón Porta. Aún conservo como oro en paño algunos ejemplares de cuando Metali-K.O. se editaba en fanzine, y también la gran mayoría de los números que se editaron como revista, comprados en su tiempo en kioskos. Eternamente agradecido a Ramón Porta y a Metali-K.O., ya que pude descubrir infinidad de grupos de variados estilos (no sólo de Metal Extremo) que en las revistas de Metal más “comerciales” no salían.

  • salvarubio:

    Hola Starbreaker! Desde luego, lo cierto es que fue una revista inolvidable y cuyo aporte fue absolutamente imprescindible en los tiempos en los que salió; y que merece la pena ser recuperada y reivindicada para darle el homenaje que se merece. Un abrazo!!

  • javi "Freak":

    Hey vaya Lujazo Salva! al final diste con Ramón…Oye si no es molestia,le dejo aqui un mensaje,que me envie un mail a batcave68@hotmail.com para saber de él,por si pasa por aqui de nuevo…

  • Carnivoro:

    Personalmente, Ramon es un ejemplo de mente abierta en mi vida, y en cierto modo una influencia en mis gustos musicales que son variados desde jazz,blues pasando por todas las variantes del rock y metal

Leave a Reply

COMPRAR “METAL EXTREMO 1″
Salva Rubio

Soy Salva Rubio, el autor del libro "METAL EXTREMO: 30 Años de Oscuridad (1981-2011)", un volumen de unas 500 páginas, con casi 1000 bandas reseñadas en más de 247,000 palabras, un análisis en profundidad nunca visto antes en el mundo, y que cubre por separado los 10 estilos principales del Metal Extremo, así como su historia, forma musical, estética, evolución, lírica y mucho más.

Si te gusta el Metal Extremo, necesitamos tu ayuda! Únete a nuestros grupos y redes sociales para que esta info le llegue a la mayor cantidad de gente posible.

El libro será publicado a lo largo de 2011 en su edición española. Síguenos para saber más!

Spain Death Metal
Google