Libros sobre Metal Extremo: METAL XXI, de Luis Ángel Abad y Carlos Álvarez
(en Descarga Libre!)

Hola a todos!

Hoy, en esta sección, hablamos de un libro bastante especial, que llegó a mi hace unos días, cuando uno de sus autores, Luis Ángel Abad, se puso en contacto conmigo a través de Twitter (yo soy @RubioSalva y él es @mindabad) y me descubrió su libro, que ha puesto en Scribd en libre descarga (el enlace es público, podéis conseguirlo aqui).

Y digo que es un libro especial, no solo por eso, sino porque es relativamente antiguo (publicado en el ya lejano 2000) y en él, la presencia de Metal Extremo es realmente escasa, por lo que dudé en incluirlo en el blog.

Sin embargo, la exhaustividad con que el libro está escrito, la calidad de sus contenidos, su vivo lenguaje periodístico, y sobre todo, el fiel retrato de una época que fue bastante peculiar en cuanto a música y lo que llamamos genéricamente “metal” me animan a recomendarlo, especialmente a todos los que vivísteis una época tan convulsa musicalmente y para el metal como los años 90.

Dentro de la narración de los “30 Años de Oscuridad” a los que se refiere el título de mi libro, los noventa se presentan como una década agridulce.

Por un lado, para aquellos atentos al underground, es una etapa maravillosa, la de la explosión del Black Metal, el desarrollo del Metal Industrial, el tímido surgimiento del Folk Metal, los experimentos del Death Metal Progresivo, el inicio de la Vanguardia, el crecimiento y consolidación del Doom de corte gótico…

Sin embargo, hay una parte agria, y es que el pasar de la década trajo consigo la decadencia de algunos estilos: al inicio de los 90 el thrash estaba prácticamente muerto, y al pasar de los años el Death Metal más clásico comenzó a relegarse a segundo plano, el Doom fue perdiendo peso, el Death Sueco se fue “rocknrollizando” y perdiendo su influencia original…

Y es que, no lo olvidemos, hablamos de un underground, de una época en que no existía Internet tal y como lo conocemos ahora, y la música circulaba muy lentamente, de mano en mano y de cassette en cassette.

Es una época en que el Metal Extremo del que hablamos en este blog era la capa más profunda y menos visible de todo un mundo, el del “metal” entre comillas, que había sufrido grandes cambios, para los que aún no había la perspectiva suficiente.

¿Cómo podía explicarse que un estilo (el heavy metal en su sentido más amplia) que había reinado en los ochenta, cayese con el advenimiento del grunge, de la electrónica, del nu metal, el hardcore metal… que se hicieron con el trono de la música guitarrística en estos años?

Una explicación fue, sin duda, la transición que periodistas, revistas y medios de comunicación realizaron “de las chupas de cuero a las camisas de cuadros”, un cambio que hoy en día (en que sinceramente pienso que el público “metal” en su sentido más amplio, es mucho más abierto de mente, si cabe) se antoja extraño.

Pues, ¿dónde está ahora ese “nuevo metal”? Después de que los medios auparan sus innovaciones, estéticas y puntos de vista, ¿dónde están Limp Bizkit, Korn, Orgy, Coal Chamber, Primus, Nirvana, RATM…?

Es mi sospecha personal (una teoría que no sé si podrá probarse algún día) que la mayoría de los medios erraron al apostar por la música más potencialmente comercial y al perder de vista todo un universo musical, el del Metal Extremo, que ya entonces cumplía diez años de existencia, y que a día de hoy, dos décadas más después, presenta una salud envidiable, con nuevas propuestas, estilos recuperados, nueva sangre en la escena y la firme convicción de que es ese underground, que en épocas pasadas fue sinónimo de “música incapaz de ser popular” es ahora, precisamente, sus cimientos.

Por otro lado, no nos engañemos: los ritmos musicales van y vienen, y en algún momento, ciertos estilos decaerán de nuevo. Sin embargo, también podemos estar seguros de que, mientras el Metal Extremo nazca del underground, sobrevivirá. Ese underground que antes eran unos cuantos amigos del barrio compartiendo cintas, y ahora son millones de personas en el mundo entero compartiendo gustos y experiencias a través de las redes sociales…

Hablamos de una música, pues, que nace de la pasión sincera de personas que no esperan el éxito, la fama, el dinero, y que nunca serán parte del llamado hype, eso tan de los noventa que consistía en el inflado artificial por los medios de comunicación de determinados grupos y tendencias para conseguir millones en ventas.

Ciertamente, Internet ha democratizado los gustos musicales; si bien por un lado es más fácil realizar campañas de márketing, es mucho más difícil homogeneizar el gusto. Pero esto, como suele decirse, es otra historia.

Así pues, recomiendo por muchas razones el libro de Luis Ángel Abad y Carlos Álvarez, y entre ellas, porque es un testimonio histórico que refleja perfectamente un tiempo y un lugar -los complejos 90-, que redefinieron por completo la música y la industria musical.

Haced click en la imagen para acceder al libro:

Leave a Reply

COMPRA EL LIBRO AQUI
Make Custom Gifts at CafePress
Salva Rubio

Soy Salva Rubio, el autor del libro "METAL EXTREMO: 30 Años de Oscuridad (1981-2011)", un volumen de unas 500 páginas, con casi 1000 bandas reseñadas en más de 247,000 palabras, un análisis en profundidad nunca visto antes en el mundo, y que cubre por separado los 10 estilos principales del Metal Extremo, así como su historia, forma musical, estética, evolución, lírica y mucho más.

Si te gusta el Metal Extremo, necesitamos tu ayuda! Únete a nuestros grupos y redes sociales para que esta info le llegue a la mayor cantidad de gente posible.

El libro será publicado a lo largo de 2011 en su edición española. Síguenos para saber más!

Spain Death Metal
Google